Saturday, December 29, 2007

Nochebuena en Nueva York / Christmas in New York

Como en las pelis, como los más conocidos y atormentados personajes de la tele en sus ritos de paso, como House, como Mr Scrooge, comolos detectives solitarios de las pelis de detectives... el pasado 24 de Diciembre me disponía a pasar la nochebuena y la navidad sola en Nueva York. La mayoría delos amigos se habían ido, quedaban un par perdidos buscando refugio en el frío de la ciudad, el frío que nunca la abandona, sea invierno o verano.
Yo, procrastinadora de pro, 24 de diciembre y aún había rellenado los papeles del seguro.. Nochebuena... Nueva york... necesitando un médico, con un seguro de viaje que no sé si funciona y sin el seguro médico de aquí...y no sintiéndome muy bien. Pero lo conseguí... conseguí ser atendida en uno de los muy pocos servicios médicos gratuitos que hay en Nueva York. Y me dieron dos dosis de antibiónticos, una para tomar durante toda la semana, y luego el médico , un señor mayor que nime entendía él a mi ni yo a él,me miró, sacó dos pastillas de un bote y me dijo... " ¿ Has comido hoy?" "un poco" , contesté, y al final llegamos a un acuerdo"you have the pills now and you go and ieat quickly, or you vomit"
Así que me metí una dosis de algo y me fui corriendo a buscar un café. Y alí estaba el día de nochebueuna en un café americano esperando un sandwich gigante y unas ganas de vomitar que se acrecentaban cada vez más y más y más...
Luego por la noche me fui a una jam de contact a bailar... porque en Nueva York hay de todo siempre, y quedé con una amiga que me llamó para ir a la fiesta de un amigo de una amigo de un amigo. Mis planes de atormentada se cambiaron por una fiesta en Long Island City
Y allí íbamos, únicas personas en el autobús por el final de Queens buscando, según mi amiga, un edificio con un signo de cocacola, preguntándole a un autobusero que resultó que iba en esa ruta por primera vez....Y lo encotramos. Y allí que iba yo allí vestida con mi minifalda roja y mi jersey blanco y rojo, y mi gorro de Santa, entramos en la fiesta.. un fiesta super cool en un piso supercool todos trajeados vestidos de negro. Y por supuesto yo sin beber con los antibióticos. Pero al final resultó bien, y me quité el gorro y lo dejé por ahí, y desapareció. Alguien lo cogió a escondidas... seguramente uno de los trajeados supercool... un poco de espíritu de Navidad. na da e alcohol.. pero nadie dijo nada de María.
Asíque el día sigueinte,lo pasé durmiendo... con la resaca que Santa me había mandado por mezclar la maría con esas pastillas malignas.. y por la noche fui para Brooklyn también a la ccasa del amigo de mi amiga.
Pero las vistas de la fiesta por la noche.. maravillosa... en un par de días pondré las fotos. Un piso en la orilla del río con vistas a Manhattan.
Una nochebuena curiosa...Una Navidad distinta...
Pero deseando estar con vosotros

1 comment:

evalero said...

Supongo que la traidora es la pintora.

En fin, tambien a mi ha empezado a rondarme mi temario. Las cosas con R va de mal en peor y él es mi unico consuelo. Patetico.

En fin, Carmen crece, desapacio y a pesar de la mastitis.
Vi tu llamada perdida. Gracias y besos.